Etiquetado: bicicleta

Más allá de la movilidad «sostenible»

Para Carlos Rodríguez, alma mater de 30 Días en Bici, con cariño crítico

Mural del barrio okupado de Errekaleor, Vitoria

El socialismo puede llegar sólo en bicicleta

Jorge Riechmann

El ciclista lo crea todo a partir de casi nada, convirtiéndose en el ser más eficiente energéticamente de entre todos los animales y máquinas que se mueven; y, como tal, tiene una capacidad ímproba para desafiar todo el sistema de valores de esta sociedad. Los ciclistas no consumen bastante. La bicicleta puede ser demasiado barata, demasiado saludable, demasiado independiente y demasiado equitativa como para que le vaya bien. En una era del exceso, es minimalista; y ostenta el potencial subversivo de hacer feliz a la gente en una economía impulsada por la frustración de los consumidores

Jim McGurn

Mucho más que dos ruedas

«Tenemos tan integrados y asumidos ciertos valores capitalistas que no nos damos cuenta del absurdo que supone tener una lavadora en cada casa».

La lapidaria afirmación corresponde a Unai, vecino del barrio okupado vitoriano de Errekaleor, una de las comunidades autogestionadas más importantes del país. «Errekaleor vivo» representa un magnífico ejemplo en curso de una experiencia de vida cotidiana basada en valores anticapitalistas y en relaciones de apoyo mutuo y autogestión. «Vamos a dar un paso más y a prescindir de ciertos servicios en las viviendas como cocinas eléctricas, lavadoras, frigoríficos para tenerlos en zonas comunes», explica Estitxu Vilamor, otra vecina de Errekaleor.

Sigue leyendo

Mucho más que dos ruedas

A raíz de un evento reciente, organizado por un viejo amigo e insigne bloguero, tuve el último click para lanzarme a escribir una apología de la bicicleta que llevaba tiempo rondándome las mientes. Siendo humilde panfletista y veterano pedalista tenía una cuenta pendiente con rendir un homenaje a ese maravilloso vehículo. El leit motiv era resaltar las potentísimas cualidades de la bici como bien ecosocialista y símbolo embrionario de otra forma de organización social basada en la racionalidad ( “la producción y el consumo al servicio del ser humano y la naturaleza y no a la inversa”) y opuesta radicalmente a la barbarie circundante. No encontrando apenas reflexiones al respecto, me pareció mínimamente útil poner un granito de arena.